Home // Archive by category "* ValldignaDigital" (Page 252)

>l’AVANÇ nº149

>

L’Avanç es ja un clàsic al País Valencià, quinzenalment s’edita l’edició en paper, i la seua web WWW.LAVANC.COM, es un refernt arreu dels PPCC.

>Catostera

>

*** CATOSFERA

>Macrourbanisme i agressions al paisatge mediterrani

> El proper dijous 5 de juny, celebrant el Dia Mundial del Medi Ambient, l’editorial Riublanc presenta el llibre “Macrourbanisme i agressions al paisatge mediterrani” de Roger Cremades, i ens agradaria gaudir de la vostra companyia.
La presentació serà a la llibreria Ambra de Gandia, a les 8 de la vesprada. L’acte serà presentat per Jesús Vilaplana, Biòleg, professor i membre del GEMAS i Natxo Serra, coordinador de WWF/Adena en el País Valencià.

Macrourbanisme i agressions al paisatge mediterrani
El llibre ens endinsa en el procés irreversible de transformació territorial i paisatgística que afecta el territori valencià. I alhora ens mostra com l’horta i la muntanya valenciana van quedant soterrades sota l’urbanisme.

Un urbanisme banal que homogenitza l’aspecte de paratges tan diversos com distants, i fa que els territoris perden la seua identitat.

Com a usuaris del paisatge mediterrani hem pogut observar com l’horta per on passejàvem es troba sota l’asfalt, els camins de terra són ara carreteres i les séquies van desapareixent.

L’objectiu del present manual és esclarir els diferents condicionants del problema del desordre urbanístic i les seues conseqüències en el paisatge valencià. Així mateix s’aborden els principals conflictes mediambientals ocorreguts als nostres paisatges: la urbanització de la costa, la proliferació de pedreres i el soterrament de marjals.

Pel que fa a les marjals s’expliquen aspectes tan importants com els detalls dels delictes mediambientals succeïts a les marjals de la Safor i al Parc Natural de la Marjal de Pego-Oliva, que han generat sentències judicials. Arrel del darrer conflicte l’exalcalde de Pego va ser condemnat, sent el primer càrrec públic d’Espanya en entrar a la presó per delicte mediambiental.

L’autor
Roger Cremades Rodeja (València, 1977) ha recorregut els paisatges valencians en busca de les claus del seu present, passat i futur. Enginyer Tècnic Forestal de formació, ben aviat es va especialitzar en temes territorials i paisatgístics. Ha realitzat els indicadors de sostenibilitat i la diagnosi ambiental de Gandia, ciutat on viu. D’altra banda escriu articles sobre temes mediambientals a diversos mitjans informatius de la Safor, on és un conegut dinamitzador del moviment ecologista.
Fitxa Tècnica
Pàgines: 176
Tintes: BN 166, Color 10.
Fotografies: 20, a color.
ISBN: 978-84-612-0872-2
Mes de publicació: Juny de 2008
PVP: 12 euros.
Riublanc@gmail.com

>Oronetes

>GEMAS.


Una vegada més la insensibilitat dels humans envers uns ocells com les oronetes, depredadors de mosques domèstiques, mosca de la fruita, rentelles i altres insectes voladors fa que siguen tombats els seus nius amb l’argument que “caguen i ho embruten tot”.

Al mateix temps que tombem els seus nius, insecticides naturals, ens queixem que piquen les rentelles i que hi ha molta mosca. Estem al segle XXI on creiem que la gent estava més conscienciada però passa el contrari.

Us ajuntem unes fotos on es veu que han tombat el niu amb les cries dins. La foto està feta huí dilluns 26 de maig.

>A quasi ningú li preocupa el futur urbanístic?

>Des de la Plataforma pensem que aquesta (la de l’article que presentem tot seguit) és una postura còmoda i que un procés de participació de tanta transcendència hauria de tenir una major difusió entre els veïns d’Oliva i de la comarca.

“A casi nadie le preocupa el futuro urbanístico”
(notícia de Ràdio Gandia)
Respuesta mínima de los ciudadanos de Oliva a la hora de pronunciarse sobre el futuro de municipio que desean. Sólo unas 15 personas se sumaban esta semana a la llamada que realizaba el Ayuntamiento de Oliva para que los vecinos emitieran su dictamen sobre qué unidades de paisaje urbano y rural de la población merecen más protección.

Sin embargo, los ciudadanos todavía tienen la posibilidad de rellenar y entregar en el propio Consistorio la encuesta que valora el paisaje de Oliva. También pueden hacer efectiva su respuesta a través de Internet, en la web del Ayuntamiento de Oliva, abierta durante el mes de junio. En cualquier caso, la concejal de Urbanismo de Oliva, la socialista Amparo Tercero ha recordado la importancia de esta encuesta voluntaria, que resultará decisiva para establecer la protección de ciertas zonas del término o la aplicación de un desarrollo urbanístico más intensivo.
Una vez se disponga del resultado de todas las encuestas, los redactores del Plan General incorporarán esta documentación a los estudios que incorpora este importante marco que fijará el futuro desarrollo de Oliva. Será entonces cuando comience la discusión política que debe finalizar con la aprobación del Plan General, que Tercero espera que sea aprobado por unanimidad. (22/05/08)

>Es fa Camps un monestir a mida?

>

Núria Cadenes

Diu l’Estatut que és “símbol de la grandesa del poble valencià”. Després de les més diverses vicissituds, ara el monestir de la Valldigna, propietat de la Generalitat, veu com es tramita la llei que n’ha de regular la destinació. La possibilitat de l’ús religiós ha obert la polèmica.

Diuen i conten que Jaume II, anomenat el Just, tornava de terres murcianes, i que l’acompanyava com a capellà reial l’abat de Santes Creus, Boronat de Vila-seca. I que en passar per la vall de l’Alfàndec el nét del Conqueridor quedà meravellat de la bellesa d’aquella terra i des de dalt mateix del seu cavall es tombà devers el clergue i li digué, si fa no fa: “Heus ací una vall digna per a un vostre monestir.” I que ell li respongué: “Vall digna, senyor”.

[…]

La llei Valldigna.

En aquest cas, i com qualsevol replicant, tindria la còpia característiques sui generis. Potser és aquí que entra en joc el projecte de llei que ha despertat la polèmica (no és la primera polèmica que hi ha, val a dir-ho: l’intent de premiar Camps com a “amic de la Valldigna” va propiciar enceses protestes i la retirada de la proposta). Es tracta de la llei que ha de regular els usos del monestir: el projecte ha estat aprovat pel Consell, es debatrà a les Corts probablement la propera tardor i inclou dos punts que han despertat més que suspicàcies: l’apartat c de l’article 2 on es concreta que “destinació” i “utilització” del monestir hauran de tenir en compte “el manteniment de l’ús del temple per al culte”; i l’apartat n de l’article 8, que preveu “instruments de col·laboració” amb “l’Arxidiòcesi de València per a regular l’ús religiós de l’antic monestir i del seu temple”.

Més enllà del fet que, probablement, i posats a restablir, no seria amb arquebisbes sinó amb monjos amb qui s’hauria de parlar (per bé que els uns tinguin tendència històrica a viure arran del poder polític i els altres, diguem-ne, a anar més a la seva), el debat ha saltat al carrer amb la possibilitat que la gestió d’un patrimoni rescatat de la desfeta amb diners públics i restaurat també amb diners públics passi a tenir “un ús privat”, raona Vicent Company, de Nacionalistes de la Valldigna. A més d’alertar sobre algunes pràctiques que poc de bo auguren (com ara que els vigilants de seguretat del monestir posin traves per a entrar-hi pel fet que el visitant porti posada una samarreta contra el projecte de línia d’alta tensió a la zona), l’entitat també denuncia que no hi hagi un pla director del procés restaurador (“ho va reconèixer el mateix arquitecte recentment”) ni “cap consell assessor per marcar directrius”; que no hi ha hagut “cap diàleg amb la societat civil de la comarca” a l’hora de plantejar la llei; la “possible creació d’un hotel de luxe dins d’un espai públic”; i, en fi, “el perill que el monestir es convertesca en un altre parc temàtic típic del PP”.
Quant a l’ús de les instal·lacions, no es nega que l’Església catòlica pugui sol·licitar-ho, però “que ho faça com un més, no que ella decidesca qui les pot usar i qui no”. I és en aquest sentit que Company planteja també una qüestió interessant: “Fixa’t que vénen ara que està arreglat: on era l’Església quan ens dinamitaven el monestir?”
[Llegiu el reportatge sencer]
Font: El Temps.

>Les urbanitzacions amb camp de golf gasten cinc vegades més aigua

>Un informe considera insostenible el modelo de macrourbanizaciones.

La popularización de los campos de golf en la Comunidad Valenciana no llegó de la mano de la demanda interna sino del boom urbanístico vivido en la última década. Por ello, el grueso de los proyectos ha estado, y sigue estando, unido a la construcción masiva de viviendas.

Si embargo, esta propuesta es, según revela un estudio, insostenible por la fractura territorial y social que conlleva y el despilfarro de recursos hídricos (una casa de estos complejos consume de cuatro a seis veces más agua que una tradicional). Según sus datos en una ciudad compacta el consumo medio, en el tercer trimestre del año, ronda los nueve metros cúbicos por abonado y mes. Sin embargo, en urbanizaciones con jardín y campo de golf en el mismo periodo el consumo se dispara entre 25 y 40 metros cúbicos por abonado y mes. Según el informe, en urbanizaciones extensas, con jardines individuales, puede llegar hasta 55 metros cúbicos de agua de consumo mensual.

Con todo, la apuesta por esta fórmula urbanística (campo de golf con su respectiva macrourbanización a la sombra) está vigente en el ideario empresarial. Prueba de ello son las recientes declaraciones del presidente de la patronal alicantina, Modesto Crespo. El patrón defendía hace una semana que los campos de golf “normalmente precisan de PAI”.
Sin embargo, los tiempos han cambiado y el parón de la construcción, pero también la apuesta por la cohesión territorial y el respeto a la sostenibilidad medioambiental lleva a cuestionar el modelo. A ello hay que añadir que el único factor inmutable es el déficit hídrico que sufre buena parte del territorio valenciano y que le obliga a depender aportes ajenos a sus recursos naturales para evitar restricciones. En esta línea, un estudio sobre el impacto territorial de los campos de golf y las operaciones asociadas en la Comunidad Valenciana y Murcia, elaborado por la Universidad de Alicante por encargo de la secretaría de Estado para el Territorio y la Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente, propone reorientar la apuesta.
El informe, dirigido por el catedrático de Urbanística de la UA, José Ramón Navarro, y por el profesor de Urbanística y Ordenación del Territorio, Armando Ortuño, estima que en la Comunidad Valenciana hay alrededor de un centenar de campos de golf proyectados, tramitándose o en ejecución, según datos de mayo de 2007. Y prácticamente todos ellos asociados a la construcción de viviendas. Esta cifra supondría del orden de medio millón más de casas con capacidad para un millón de personas. El documento detalla que, de media, estos proyectos ocupan una superficie de entre 250 hectáreas y 300 hectáreas y en ellos se prevén entre 2.500 y 3.500 viviendas. El campo de golf, de 18 hoyos, suele ocupar 50 hectáreas. Son, como resume Navarro, “piezas enormes con un fuerte impacto territorial”. Instalaciones, subrayan los directores del informe, concebidas como “ciudades privadas” que crean una “fractura territorial y social”.

El informe destaca que un campo de golf medio con viviendas puede elevar la población de un municipio hasta en un 200%, lo que afecta a la línea de la flotación de los servicios públicos.Los servicios que demandan especialmente se refieren al apartado sanitario porque los analistas han detectado que la edad media de los propietarios de las nuevas viviendas es de 50 años y que más del 40% son jubilados. La utilización del vehículo privado, por otro lado, es mucho más intensiva en este tipo de viviendas diseminadas. La posesión del vehículo privado es de 700 por cada mil habitantes, cuando esta proporción es la mitad en una ciudad de tamaño medio. Capítulo aparte precisa el problema de los recursos hídricos.

Los expertos Navarro y Ortuño insisten en que el “problema” no es el riego del campo de golf, para el que se recurre a las aguas depuradas principalmente y en menor medida a la desalación, sino el agua que consume el parque de viviendas. Los directores del estudio, de hecho, han recopilado datos que indican que el consumo de agua de estas viviendas es entre cuatro y seis veces superior al de una casa en una población tradicional. A ello hay que sumar “los caudales de agua generados por la demanda inducida por los nuevos servicios y equipamientos” y que pueden elevar la demanda a un tercio más.

Navarro y Ortuño insisten en “que no es cierto que para que el campo de golf sea viable económicamente se necesitan las viviendas, sino que ocurre al revés y es el campo de golf el que actúa de tractor de demandas”. Los dos académicos critican que en la Comunidad Valenciana se carece de una estrategia territorial y ambiental “coherente” para localizar los campos de golf, que se construyen según la decisión de la iniciativa privada. Explican también que aunque la ley de golf autonómica “aporta contenidos válidos” presenta “importantes debilidades”. Así, por ejemplo, la ley prohíbe “expresamente” los proyectos de viviendas con campos de golf (los que hay son anteriores) pero también da la posibilidad de situar operaciones residenciales “pegadas” al campo.

Los profesores defienden igualmente que un campo de golf “sin aporte masivo de viviendas, bien proyectado, bien localizado y bien gestionado ambientalmente” puede contribuir a revitalizar municipios pequeños y medianos siempre que el complejo no esté segregado del núcleo urbano, que la actividad deportiva se integre en la del municipio o que el emplazamiento no destruya suelo agrícola de calidad como sucede en el 80% de los campos de golf analizados. En la Comunidad Valenciana había a mediados del año pasado 22 campos de golf.

Navarro y Ortuño proponen un cambio de modelo porque el actual es “insostenible” ya que va a generar unos costes “difíciles de asumir”. Para ello es preciso una política “más vigorosa” desde el punto de vista territorial que no continúe apostando por los proyectos de campo golf asociados a una “oferta masiva de viviendas”.

Los autores, por el contrario, creen que una vía de trabajo viable sería que ganarán peso los complejos asociados a resorts hoteleros, que generan más riqueza y tienen menos impacto territorial y medioambiental. Y, por último, apuestan por los campos públicos de nueve hoyos (durante su análisis han comprobado que los deportistas reclaman campos de golf públicos), que permiten que se instalen un número mayor que compensan “la creación de riqueza en todo el territorio”. En la actualidad, el único campo de golf público en la Comunidad Valenciana se construyó en 1960 en Castellón.

Urbanizaciones con campos de golf
– Consumo de agua. El gasto medio de una vivienda es de 9 metros cúbicos por abonado y mes. En una urbanización con campo de golf con viviendas con jardín se llega a 55.
– Impacto territorial. Un campo de golf de 18 hoyos ocupa 50 hectáreas. Con la urbanización se llega a 300. Ahora hay 100 campos de golf proyectados, en trámite o en ejecución.
РTransporte. En las urbanizaciones, el n̼mero de coches, 700 por cada 1.000 habitantes, duplica al de las ciudades.

Font: El País (20-04-2008).

>

>Nota de premsa Plataforma pels Pobles de la Safor respecte al Fòrum 21 de Gandia

>Des de la Plataforma pels Pobles de la Safor, volem reconèixer a Helena Rodeja (Samaruc – Ecologistes en acció) el seu meritós treball al cap del fòrum de l’Agenda 21 durant els últims 3 anys, defensant amb il·lusió i força les posicions ecologistes i els interessos de la ciutadania sempre per sobre dels posicionaments polítics.

Han estat tres anys d’intens treball on s’han tractat temes tant importants per al nostre municipi com la Llei d’Urbanisme (LRAU), el Pla d’Acció Litoral (PAL), la restauració hidrològica del riu Serpis al pas per Gandia, la creació del Paratge Natural Parpalló- Borrell, el Parc Natural de la ribera del Serpís, la potabilització de l’aigua de Gandia, l’ordenança municipal d’arbres i arbredes singulars, la ordenança d’energia solar i tants altres que a les sessions del fòrum s’han anat discutint i al·legant sota la seua moderació i sentit de la responsabilitat.

Pensem que Helena tenia motius sobrats per dimitir i que la seua dimissió no ha estat per motius polítics. Per causes alienes a Helena el fòrum ha estat quasi un any sense ser convocat, circumstància que des de la regidoria de Sostenibilitat s’ha aprofitat per esquivar temes crucials per a la ciutat com el subcontracte de l’aigua, la designació de zones ZEPA o els plec de condicions dels estudis de la Gandia del 2025. Creiem que els regidors i polítics que han criticat a l’ecologista per això, farien bé de dimitir, és el que èticament demanem els ciutadans als nostres polítics i Helena ha complert amb el compromís ètic.

Nosaltres seguirem lluitant perquè el fòrum 21 siga un element de consens i diàleg en torn als temes ambientals on, tal i com marca el camí definit per l’ONU a Rio de Janeiro respecte al foment del desenvolupament sostenible en els assentaments humans, es puguen debatre totes les actuacions que afecten al medi ambient i a la ciutadania que hi viu.

Finalment, agraïm a Helena la seua aportació essencial a l’ecologisme saforenc dels darrers decennis.

>Els ecologistes demanen que Territori protegisca les aus en huit zones més de la Safor

>Las alegaciones destacan la importancia de la ribera del Serpis, la playa de l’Ahuir, la sierras Rausell y Falconera y parte del marjal

La directiva relativa a la conservación de las aves silvestres del consejo europeo dice: “Se tomarán las medidas adecuadas para asegurar la existencia de las poblaciones de aves”. Numerosos colectivos de la Safor han presentado alegaciones en las que se afirman que las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPAs) deberían incluir todo un conjunto de espacios que aseguren la continuidad de, al menos, las zonas más importantes para las aves que, en muchos casos, dependen de esta continuidad para vivir.

Se trata de partidos políticos y agrupaciones ecologistas como Samaruc-Ecologistes en Acció, la Plataforma pels Pobles de la Safor, el Grup Scout Parpalló de Gandia, particulares y numerosas entidades miembros del foro de la Agenda 21. Proponen que la ZEPA 16, referida a la Safor, incluya ocho espacios naturales más de la comarca con el objetivo de conseguir esta conectividad necesaria para asegurar la existencia de las poblaciones de aves en cuestión.

En primer lugar, presentan la estrecha franja de tierra fértil montañosa y agrícola que separa la unidad de la ZEPA correspondiente a la montaña de Bairén con todo el marjal, tanto la incluida en la ZEPA como la que no lo está. Es decir, a ambos lados de la carretera nacional, eliminando la barrera de cota de altura que parece ha sido la condición tomada para determinar esta separación y motivando una clara discontinuidad en la zona protegida y en el territorio a gestionar.

En segundo lugar, en las alegaciones se considera que esta inclusión podrá generar en un futuro probables inversiones con financiación europea de la Red Natura 2000 para generar conexiones ecológicas entre ambos espacios, el litoral y el montañoso. Actualmente, esta conectividad no existe, aseguran, y está generando un aumento cada día más considerable de muertes en la población de mamíferos tan esquilmada en la comarca. Además, está suponiendo un grave problema en torno al movimiento de las poblaciones de aves y mamíferos.

Consideran que también se debería incluir como zona ZEPA toda la parte sur y sureste de Bairén, incluyendo el pequeño llano agrícola que queda entre la sierra de la finca de Rausell y la de Bairén, por donde actualmente pasa la circunvalación de Gandia. Esta zona tiene dos masas forestales muy importantes que quedan fuera de la parte protegida por motivos de cota condicionada. Se trata de dos masas continuas de bosque de pino blanco y pino marítimo muy poco presentes en el término gandiense. La carretera en este punto no tiene ningún paso de fauna y el hecho de incluir esta zona en la Red podría suponer la financiación de medidas como actuaciones silvícolas de mejora de la fauna.

Conexión con la Anella Verda
La acción que el municipio de Gandia está desarrollando en torno a la creación de una Anella Verda se vería favorecida por la inclusión de estos espacios en las zonas protegidas. A este respecto, cabe destacar la gran importancia que supone la existencia de masas arboladas en las poblaciones de aves litorales y de rapiña.

Por otro lado, se encuentra la Serreta de Rausell-Santa Anna, que actualmente queda como una isla en medio de Gandia. Es vital su inclusión, según las alegaciones presentadas, ya que reunen unas condiciones relevantes para los pájaros. Son dos unidades boscosas de gran heterogeneidad y madurez forestal que generan el albergue de numerosas especies así como de reservorios ecológicos de alimentos y espacios para anidar y descansar.

Se trata de dos pinadas, una de pino piñonero que supera los cien años de edad y la otra de pino blanco. Ambas están protegidas, una como parque urbano y como arboleda singular municipal (Santa Anna) y la otra está en proceso de ser declarada arboleda singular municipal. También destacan la sierra de Rausell, uno de los pocos carrascales que hay en el término de Gandia. Es único y reúne a los tres pinos presentes de forma natural en el municipio, el piñonero, el blanco y el marítimo, con lo que genera gran biodiversidad natural y faunística.De la misma forma, según sigue el escrito, se debería incluir la isla topográfica que supone la sierra Falconera que alberga poblaciones de pino marítimo y pino blanco, en contacto con la Marxuquera baja y alta, un reservorio ecológico de aves al ser un buen lugar de refugio y alimento.

Está demostrado científicamente que la presencia de aves tiene gran importancia para la sociedad por su papel fitosanitario y al tiempo, de control de plagas dañinas para el hombre. Además, las paredes rojizas escarpadas suponen un paraje excepcional para poblaciones protegidas de rocalla y para la continua visita de rapiñadoras de todo tipo.

Otra zona es la Penya Roja, una pared solana rodeada por cultivos de regadío (naranjos) y conectada por un estrecho collado al macizo del Mondúver, con lo que queda resuelta la conectividad con la ZEPA. En ella viven toda una población de aves que se alimentan de los insectos que atacan los cultivos homogéneos de los campos de alrededor.

Dos orillas
El documento de alegaciones habla también de las dos orillas del río Serpis, un corredor verde y punto constante de agua, lo que supone un constante alimento para toda la población de avifauna tanto de marjal como de montaña. Según los grupos ecologistas, es interesante incluir no sólo el dominio público sino una franja amplia de cien metros a parte y parte.

La inclusión del denominado ‘Triángulo del Marjal’ también aparece, ya que es una zona de vital importancia para las especies, al contar con muchos espacios de agua y con la posibilidad de considerarlo de gran interés turístico además de natural de reconvertirlo en marjal como se ha hecho con los ullals de l’Estany y la Perla.

Por último, la playa de l’Ahuir, recientemente protegida por el ministerio de Medio Ambiente y que debería tomarse de forma total y no parcial, por considerar que su futuro pasa por la protección, consiguiendo así no cerrar puertas a la economía y al turismo local que se verían muy afectados si se urbaniza.Esta zona es evidentemente vital para las aves de todo el marjal de Gandia, Xeresa, Xeraco y tavernes porque es el principal corredor no urbanizado que conecta con el mar.

Font: Las Provincias.

css.php
%d bloggers like this: